Unos 100 veterinarios participan en la 2ª edición de los Vet Talks de Bayer, en los que se debatió en torno a la leishmaniosis canina

 

Barcelona, 10 de abril de 2019 – Bayer reunió a un centenar de veterinarios de animales de compañía en la 2ª edición de los Vet Talks, unas charlas científicas inspiracionales en las que dos expertos de reconocido prestigio como los Dres. Lluís Ferrer y Xavier Roura expusieron las novedades científicas en torno a la leishmaniosis canina. La periodista Ángeles Blanco moderó el encuentro con los ponentes.

Los Vet Talks se celebraron en el marco del XXXVI Congreso Anual de AMVAC, la Asociación Madrileña de Veterinarios de Animales de Compañía, donde Bayer también presentó su programa de RSC, que cumple 20 años impulsando vínculos entre personas y animales. 

En un formato innovador y dinámico, el Dr. Lluís Ferrer, catedrático de Medicina y Cirugía Animal (Dermatología) en la Facultad de Veterinaria de la Universidad Autónoma de Barcelona; y el Dr. Xavier Roura, veterinario del servicio de medicina interna del Hospital Clínico Veterinario de la Universidad Autónoma de Barcelona, abordaron la leishmaniosis canina desde diferentes enfoques: epidemiología y transmisión, cuadro clínico, diagnóstico, tratamiento, vacunación, uso de insecticidas repelentes y prevención.

Tras un interesante debate, los Dres. Ferrer y Roura extrajeron seis conclusiones para que los veterinarios tengan en cuenta a la hora de diagnosticar y tratar la leishmaniosis:

- La leishmaniosis es la principal enfermedad que afecta a los perros en la región mediterránea, y los datos indican que se va extendiendo de forma lenta pero constante hacia el norte de Europa. 

Si ante cualquier signo clínico o alteración de laboratorio se han descartado las causas más frecuentes de leishmaniosis –tanto en perros como en gatos- excluirla del diagnóstico es una decisión correcta.

Si el cuadro clínico o los cambios en la analítica apuntan a un posible caso de leishmaniosis, la primera prueba a realizar es una serología cuantitativa; si el resultado es dudoso, hay que recurrir a la citología o a la histopatología para asociar lesiones con presencia de parásitos. 

Solo hay que iniciar el tratamiento si el perro está enfermo de leishmaniosis, utilizando los protocolos estándar, con los fármacos recomendados, con la dosis y duración adecuadas. Los expertos apuntaron que se está estudiando la inmunoterapia como nueva opción terapéutica para hacer frente a la enfermedad.

En perros de alto riesgo, la vacunación es un complemento a la prevención de la infección con insecticidas y ayuda a prevenir el desarrollo de la enfermedad clínica. Su mecanismo de acción sugiere que en el futuro se podría utilizar en perros seropositivos e incluso enfermos. 

La piedra angular para intentar evitar la enfermedad es prevenir la picadura del flebotomo con piretroides, ya que sin infección no hay enfermedad.

Primer talk: las mil caras de la leishmaniosis canina

En la primera charla –o talk-, los Dres. Roura y Ferrer abordaron la variabilidad de síntomas que caracterizan a la leishmaniosis canina, así como su expansión a zonas donde antes no estaba presente. En este sentido, el Dr. Ferrer indicó que nuevos estudios epidemiológicos muestran que está más extendida en Francia, Italia y Grecia, pero no hay datos de su expansión al este de Europa. Además, mencionó que en las zonas endémicas el incremento no es homogéneo, porque la leishmaniosis tiene un comportamiento microfocal. En cuanto a los motivos de esta expansión, apuntaron al cambio climático, la extensión del vector y la mayor movilidad de personas y animales.

Por otra parte, en lo que respecta al diagnóstico, el Dr. Ferrer afirmó que la leishmaniosis ha cambiado, que hay más formas atípicas y de difícil diagnóstico, y el Dr. Roura indicó que es una enfermedad con signos clínicos muy variados y similares a los de otras patologías, a la vez que recordó que cada vez tenemos más información científica y un mayor número de herramientas para su diagnóstico y prevención.

Asimismo, el Dr. Roura recordó que, a diferencia de la forma que se da en humanos –visceral o cutánea-, en Europa la leishmaniosis canina es una enfermedad sistémica que se manifiesta de forma diferente en función del órgano que esté afectado, y destacó tres puntos:

La proteinuria: se da en más del 50 % de los casos de leishmaniosis, y un cambio en este parámetro supone una recaída en el perro. 

Poliartritis o cojeras en una sola extremidad, ya que suele haber lesiones en el hueso que la produce –es típica de la leishmaniosis canina la “lesión de hueso apolillado”-.

Cardiopatías: casi cada año se publica algún estudio que relaciona la leishmaniosis canina y las cardiopatías.

El Dr. Roura también apuntó la necesidad de incluir a los gatos en el diagnóstico diferencial de la leishmaniosis.

Segundo talk: diagnóstico y tratamiento de la leishmaniosis

Otro de los temas que se abordaron en los Vet Talks fue el diagnóstico y tratamiento de la enfermedad. Para el Dr. Ferrer, el diagnóstico es un juicio clínico que hace un profesional a un paciente y debería estar basado en la evidencia, es decir, la enfermedad se basa en la probabilidad y las pruebas diagnósticas lo que hacen es aumentar esa probabilidad.

Por ello, recomendó la serología como primera prueba a realizar para diagnosticar la leishmaniosis, ya que permitirá conseguir una evidencia de las lesiones que se han visto en el animal (cutáneas, oculares…). Asimismo, se puede tomar una biopsia del órgano afectado e intentar localizar si existe inflamación, si es granulomatosa y si está asociada a los parásitos.

Para el Dr. Roura, el veterinario debería marcarse tres objetivos principales: que el perro mejore clínicamente –esto se consigue reduciendo la carga parasitaria-, que no recaiga cuando experimente la mejoría clínica –al menos durante un tiempo largo-, y que el perro sea poco transmisor (lo que se conseguirá si se logran los dos objetivos anteriores).

Asimismo, recordó que el protocolo actual de tratamiento es bueno, por lo que se recomienda seguirlo para evitar usar tratamientos innecesarios que pueden crear resistencias, y mencionó que el futuro podría estar en la inmunoterapia.

Tercer talk: prevención de la leishmaniosis canina

El tercer y último tema sobre el que se debatió en los Vet Talks fue la prevención de la leishmaniosis canina mediante la vacuna y los insecticidas repelentes. Para el Dr. Ferrer, es un tema controvertido, y dejó claro que la vacuna no previene la infección, pero sí ayuda a evitar la progresión de la enfermedad, por lo que es complementaria con otros métodos.

Por ello, apuntó que todos los perros tienen que estar tratados con insecticidas repelentes y algunos de ellos son candidatos a recibir la vacuna, sobre todo aquellos casos en los que no se ha podido evitar la infección para evitar el desarrollo de la enfermedad. Según el Dr. Ferrer, los perros que deberían vacunarse son los que viven en zonas endémicas, perros relativamente jóvenes, y perros de razas predispuestas de zonas hiperendémicas que, a juicio del veterinario, tengan probabilidades de desarrollar la enfermedad, pero no aquellos que viajan a zonas endémicas si viven en una zona que no lo es, aunque sí deben protegerse. El objetivo, indicó, es que los pacientes estén bien protegidos.

Por su parte, el Dr. Roura recordó que, en cualquier patología, si no hay infección, no hay enfermedad, y que la leishmaniosis cuenta con un tratamiento eficaz, pero necesita tiempo y el coste es elevado. En este punto, indicó que el enfoque clásico se centraba en eliminar al parásito y ahora la prevención está en el hospedador, ya que se puede evitar la infección mediante piretroides tópicos. Para evitar la picadura, señaló, se necesitan productos no volátiles que sean lipofílicos, y los piretroides cuentan con este efecto repelente, que además se mueven en eficacias en torno al 90%.

Para el Dr. Roura, hay que prevenir la infección masa, es decir, hay que proteger a los perros enfermos e infectados para evitar que contribuyan a la transmisión del parásito a otros perros si son picados por un flebotomo. No obstante, recordó que al propietario de mascotas no le interesa este punto, por lo que hay que individualizarle el tratamiento y ofrecerle tratamientos que le convenzan.

Para terminar, recordó que en la mayor parte de España hay que proteger a los perros de abril a octubre –para el desarrollo del flebotomo son muy importante las horas de luz-, a la vez que mencionó tener en cuenta al gato, ya que en zonas endémicas empiezan a encontrarse de forma frecuente casos de leishmaniosis felina.

Compromiso de Bayer con la formación

Con la celebración de la segunda edición de los Vet Talks, Bayer mantiene su compromiso con la formación del colectivo veterinario. Como recordó Montserrat Tarancón, Chief Operations Officer de la unidad Animal Health de Bayer, “la organización de los Vet Talks tiene dos objetivos principales: por un lado, seguir contribuyendo a la formación continuada de los veterinarios, concretamente sobre leishmaniosis, para que dispongan de las últimas novedades en torno a esta enfermedad compleja y endémica en nuestro país que redunde en un beneficio para los pacientes”.

Por otro–añadió- queremos hacerlo en un formato más atractivo y dinámico como los Vet Talks, y además con dos expertos en leishmaniosis de reconocido prestigio como los Dres. Lluís Ferrer y Xavier Roura. A pesar de que, con un buen tratamiento y seguimiento, el animal puede tener una buena calidad de vida, desde cualquier punto de vista, económico, de consumo de tiempo, pero sobre todo emocional y de bienestar animal, siempre es mucho mejor prevenir que curar”.

Sobre Bayer 

Bayer es una empresa multinacional con competencias clave en las áreas de ciencias de la vida relacionadas con la salud y la agricultura. Con sus productos y servicios, la empresa quiere ser útil a la humanidad contribuyendo a encontrar solución a los grandes desafíos que plantean el envejecimiento y el crecimiento constantes de la población mundial. Al mismo tiempo, el Grupo aspira a aumentar su rentabilidad y a crear valor a través de la innovación y el crecimiento. Bayer se adhiere a los principios de la sostenibilidad, y sus marcas son sinónimo de confianza, fiabilidad y calidad en todo el mundo. En el ejercicio 2018, el Grupo, con alrededor de 117.000 empleados, obtuvo una facturación de 39.600 millones de euros, realizó inversiones por valor de 2.600 millones de euros y destinó 5.200 millones de euros a investigación y desarrollo. Para más información, visite la web www.bayer.com.

NOTA: El vídeo resumen puede verse en el canal de Youtube, y los vídeos completos de las charlas estarán disponibles en BayerVetConecta.

Bayer_VetTalks_008b.jpg

Bayer_VetTalks_070b.jpg

////////////////////////////////////////// ¿Necesitas más información?

BAYER – COMUNICACIÓN:  

Isabel López –  Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

93 495 67 69       

 

(+) Más información